English  

INTRODUCCIÓN A FLORA IBERICA

Flora iberica se ordena esencialmente a facilitar la identificación de las plantas vasculares autóctonas o naturalizadas en la Península Ibérica e Islas Baleares. Por eso, una gran parte de la información que suministra se refiere a los caracteres que diferencian unas plantas de otras y hemos pretendido que la estructura de las descripciones ayude a una contraposición rápida, fácil. Es decir, la obra no se concibió como prolijamente descriptiva, sino como diagnóstica en primer término. Cierto que la compleja taxonomía de algunos géneros nos ha llevado en no pocas ocasiones a descripciones más amplias, con lo que perdemos, en alguna medida, la homogeneidad en este punto.

Por lo que se refiere a las angiospermas, para las entidades taxonómicas elevadas y hasta el rango de familia inclusive, nos venimos ajustando en jerarquías y conceptos, prácticamente, al sistema de STEBBINS, Flowering plants - Evolution above the species level (1974). Nos apartamos del sistema en cuestión al aceptar como diversas las familias Viscaeae y Loranthaceae en el vol. VIII. Ya en el vol. I, nos habíamos apartado también al incluir en las Papaveraceae como subfamilia Fumarioideae las Fumariaceae de la referida obra y en la clave, al considerar familias independientes las Asclepiadaceae, Lilaeaceae, Posidoniaceae y Amaryllidaceae.

La terminología descriptiva se ajusta, salvo excepciones infrecuentes, a la de FONT QUER, Diccionario de Botánica (1953). Se puso especial empeño en evitar aunque no siempre ha sido posible los términos castellanos que vayan tal vez a resultarles incómodos a los usuarios portugueses de la obra. 

Las descripciones de los géneros van a referirse de modo preferente a las plantas del territorio que nos ocupa. En tanto que las claves así de familias como de géneros y especies o subespecies, igualmente, se han basado en la observación directa y casi exclusiva de plantas ibéricas y baleáricas.

Para los nombres genéricos, tras las correspondientes autorías, nos limitamos a indicar, en su caso, "nom. cons.", lo que parecía útil y resultaba sencillo. Hemos decidido también, por añadidura no tan sencilla ni habitual, incluir entre corchetes, a continuación, la etimología de tales nombres, más indicaciones acerca de su género gramatical, prosodia y otras, cuando es posible hacer alguna útil en pocas palabras. Para los restrictivos específicos y subespecíficos, la oportuna información se da en el Apéndice IV de este sitio web, adelantándose tan solo en el cuerpo de la obra la muy parcial de que se habla líneas más abajo.

Información que se ofrece

Sobre cada especie o subespecie damos las informaciones que siguen, por su orden riguroso: 

1.º Nombre considerado correcto (es decir, el que según el Código Internacional de Nomenclatura Botánica debería utilizarse, a nuestro juicio taxonómico), autor o autores implicados en tal combinación, más referencia bibliográfica del texto que la establece con validez jurídica. Las abreviaturas de los nombres de autores, publicaciones periódicas u ocasionales y obras autónomas figuran, de modo respectivo, en los apéndices I, II y III de este sitio web, estando en toda hipótesis de acuerdo fundamental con las más generalizadas normas y usos internacionales. En línea con la combinación o con su final, en el margen derecho, es de advertir que aparece de nuevo todo restrictivo en tipo menos destacado y entre corchetes con la tilde que indica la sílaba en que la intensidad tónica deberá, o al menos podrá, recaer correctamente, información que parece no poco útil; y, también "ad informationem", una mayúscula inicia esos restrictivos en el caso de que se los haya de considerar nombres en aposición, lo sean de lugares y personas o estén relacionados con éstas, aunque la vieja tradición botánico-tipográfica vaya cayendo en desuso no discutible. En el Índice de nombres científicos se dan, en letra negrita, los nombres de los táxones considerados correctos en los volúmenes de Flora iberica.

2.º Sinónimos. En el cuerpo de la obra deberán ir los nombres no correctos que han figurado en las Floras Básicas en el rango específico y subespecífico, más algún otro que lo merezca por otra razón, a juicio de los editores. Cuando existe un basiónimo como tal o nombre sustituido, en su caso, va en primer término, con cita bibliográfica plena, y se lo señala expresamente. Se hizo un esfuerzo no pequeño para que nuestro índice recoja toda la sinonimia útil, incluso en el rango varietal. En el Índice de nombres científicos se dan, en letra redondita, los sinónimos aparecidos en los volúmenes de Flora iberica.

3.º Indicación locotípica. Se transcribe literalmente la parte del protólogo que se refiere a lo geográfico y, cuando es necesario, se añade alguna palabra o frase complementaria o aclaratoria de aquélla.

4.º Iconografía. En este ítem pueden figurar dos tipos de referencias: las que remiten a icones, de cierta calidad, publicados en obras a poder ser accesibles; y las que remiten a nuestras láminas originales una por género, al menos, así como a las figuras explicativas. En concreto, el total de los endemismos ibéricos o baleares no iconografiados ya en forma satisfactoria y en obra fácilmente accesible, lo es aquí de manera prioritaria. En el Índice de táxones iconografiados se relacionan los táxones de los que se da un dibujo original volúmenes de Flora iberica.

5.º Descripción. Se procuró que fuese concisa, y como ya está dicho, se ha sacrificado la homogeneidad en aras de la funcionalidad, aunque tal sacrificio implique alguna falta de proporción externa. Se puso interés en que no fuese omitido ningún carácter diagnóstico de importancia. 

6.º Números cromosomáticos. Se los indica siempre que son conocidos y refiriéndonos a recuentos ibéricos, de modo preferencial: solo acudimos a recuentos llevados a cabo en plantas extraibéricas a los que se añade un asterisco en el caso de que no se conozca ninguno ibérico, más en el de que los ibéricos difieran de los extraibéricos.

7.º Hábitat. Nos referimos a él de modo que la flora sea fácilmente inteligible a los no expertos en asunto conflictivo por demás. De forma concreta, deliberada, hemos renunciado al uso de la terminología fitosociológica, no solo por inconvenientes internos falta de homogeneidad y estabilidad, sino también por el hecho innegable de que hasta muchos taxónomos la desconocen.

8.º Floración. Nuestros datos relativos a la floración no han de ser tomados en sentido estricto, absoluto, ya que ésta depende muchísimo de factores múltiples, en territorio muy amplio y heterogéneo. Señalamos como topes los meses primero y último que indican las etiquetas de los pliegos útiles disponibles.

9.º Distribución geográfica. Se indica de modo muy esquemático la distribución total del taxon referido, para luego concretar la distribución peninsular y/o baleárica, en breve frase; detallándose, por fin, las provincias tanto españolas como portuguesas e islas en que su presencia consta por el material de los Herbarios Básicos o, en géneros sin graves problemas taxonómicos, por el testimonio en firme de los asesores y, de manera ocasional siglas entre paréntesis, por el testimonio de algún especialista, en géneros o grupos conflictivos, o por citas fiables aunque no respaldadas por pliego ninguno; los corchetes, a su vez, denotan que se trata de taxon meramente alóctono en la provincia, pero que, por uno u otro motivo, puede no parecerlo; en tanto que una interrogación se refiere a dudas geográficas o taxonómicas, leves de ordinario. y el signo † indica extinción local de la planta. Con el signo ● van señalados los táxones endémicos. Precede también, alfabéticamente, la indicación And. Andorra, en su caso. He aquí los códigos utilizados para España y Portugal, en orden siempre alfabético:

España (Esp.)
A Alicante Gu Guadalajara Mn Menorca
Ab Albacete H Huelva  Ib Ibiza
Al Almería Hu Huesca Po Pontevedra
Av Ávila J Jaén S Cantabria (Santander)
B Barcelona L Lérida (Lleida) Sa Salamanca
Ba Badajoz Le León Se Sevilla
Bi Vizcaya Lo La Rioja (Logroño) Sg Segovia
Bu Burgos Lu Lugo So Soria
C La Coruña (A Coruña) M Madrid SS Guipúzcoa
Ca Cádiz Ma Málaga T Tarragona
Cc Cáceres Mu Murcia Te Teruel
Co Córdoba Na Navarra To Toledo
CR Ciudad Real O Asturias (Oviedo) V Valencia
Cs Castellón Or Orense (Ourense) Va Valladolid
Cu Cuenca P Palencia Vi Álava
Ge Gerona (Girona) PM Islas Baleares Z Zaragoza
Gr Granada Mll Mallorca Za Zamora

 

Portugal (Port.)
AAl Alto Alentejo DL Douro Litoral
Ag Algarve E Estremadura
BA Beira Alta Mi Minho
BAl Baixo Alentejo R Ribatejo
BB Beira Baixa TM Trás-os-Montes
BL Beira Litoral    


10.º Nombres vernáculos. A continuación, si ha lugar, enumeramos los nombres peninsulares o insulares que más comúnmente se aplican a la planta, entendiéndose por nombre vernáculo no solo el vulgar o usado por el vulgo, sino cualquier otro admitido, por una u otra vía, en los idiomas que nos conciernen, Quede claro que no aspiramos a ser exhaustivos en este punto y que apenas hemos hecho investigación propia: nuestra información es, fundamentalmente, bibliográfica. Y como quiera que de un solo nombre puede haber multitud de variantes locales, explicitemos que habrá de atenderse, dentro de cada grupo, a las más extendidas, Como es lógico, se hace constar si los nombres en cuestión corresponden a los idiomas castellano sobreentendido, catalán, euskera, gallego y portugués, del continente o no, sin excesivas distinciones. Bien sería que nuestra flora y no solo en este dominio diese pie a síntesis o recopilaciones más perfectas, plenamente investigatorias en su prometedor alcance. En el Índice de nombres vernáculos se relacionan los aparecidos en los VIII primeros volúmenes de Flora iberica.

11.º Observaciones. Con frecuencia, en parrafito autónomo, solemos añadir sucinta información sobre propiedades y demás. Ocasionalmente preceden o siguen algunas observaciones, de índole sobre todo taxonómica: en ellas nos hemos referido más de una vez a presuntas variedades, rango éste cuyo tratamiento es aquí heterogéneo, lo que se imponía señalar.

12.º Especies que han de buscarse. Indicamos en este ítem aquellas de presencia probable en nuestro territorio, aunque no confirmada.

13.º Los híbridos, cuya existencia en el territorio de la Flora consta en firme, simplemente se indican tras cada género.

El trabajo crítico negativo y una parte del positivo, así como las "novitates" que se imponían —a juicio de los autores—, van siendo publicados en su gran mayoría por delante de la obra. En general, forman parte de nuestras Notulae taxonomicae, chorologicae, nomenclaturales, bibliographicae aut philologicae in opus "Flora iberica" intendentes, acogidas por los Anales del Jardín Botánico de Madrid, cuya relación integra el apéndice V de este sitio web. Las novedades de última hora, que intentamos reducir al mínimo, son publicadas en forma de apéndice VI.


Noticias destacadas

VOLUMEN IX
Rhamnaceae-Polygalaceae.
Publicado.

2-XI-2015

VOLUMEN XVI(I)
Compositae (partim)
Publicado y disponible

26-III-2015

VIDEO
Presentación del volumen XVI (Compositae) (partim)
en la Universidad de Córdoba

15-III-2015

VOLUMEN XX
Liliaceae-Agavaceae
Publicado y disponible

1-II-2014

VOLUMEN XI
Gentianaceae-Boraginaceae
Publicado y disponible

2-IV-2012

VOLUMEN XVII
Butomaceae-Juncaceae
Publicado y disponible

27-VII-2010

VOLUMEN XII
Publicado y disponible

01-VII-2010

VIDEO
de la entrega del Premio Nacional de Investigación 2009 a Santiago Castroviejo

02-II-2010

PREMIO A FLORA IBERICA

23-VII-2008

HERBARIO
de
Antonio Segura Zubizarreta
(1921-2004)

BUSCADORES

ERRATAS

CONSULTORIO TERMINOLÓGICO

TODAS LAS NOTICIAS


 Última fecha de modificación
Real Jardín Botánico, CSIC. Plaza de Murillo, 2. Madrid E-28014 (ESPAÑA). Tel. +34 91 4203017.
Diseño Web: Antonio Martín Ciudad (martin@rjb.csic.es)